pro-lex

INSOLVENCIA DE PERSONA NATURAL NO COMERCIANTE.

La insolvencia se refiere a la situación en la que una persona que no tiene un negocio o actividad comercial no puede cumplir con sus obligaciones financieras y no cuenta con los recursos para pagar sus deudas, debido a su falta de recursos económicos o activos suficientes para cubrir las mismas.

En términos generales, la insolvencia ocurre cuando los ingresos de una persona son insuficientes para cubrir sus gastos y deudas. Cuando una persona se encuentra en esta situación, puede solicitar un proceso de insolvencia personal, el cual tiene como objetivo llegar a un acuerdo con los acreedores para pagar la deuda en un plazo y condiciones razonables para la persona insolvente, mismos que están consagrados en la normatividad vigente para adelantar en el Centro de Conciliación PRO-LEX.

Es importante destacar que la insolvencia personal no es lo mismo que la bancarrota o quiebra, que se aplica a las empresas o personas que realizan una actividad comercial, esto no quiere decir que la Persona Natural No Comerciante sea irresponsable o negligente con el manejo de sus finanzas, sino que puede ser el resultado de circunstancias imprevistas o eventos externos.

💬 ¿Necesitas ayuda?
Escanea el código